Comer saludable en Navidad ¿Es posible?

La época de Navidad es una temporada para compartir con la familia y los amigos. Así que, aparte de los obsequios y la decoración, otra característica de la Navidad, es la suculenta comida y los deliciosos dulces.

Sin embargo, algunos de los platos típicos no son aptos para todos, porque puedes tener familiares o invitados con algún problema de salud, por ejemplo, no le puedes dar de comer turrón a alguien que padezca de diabetes, y como este caso, puede haber muchos.

Así que aquí dejaremos algunas sugerencias saludables, para que cuides la salud de tus invitados, así como el cerrajero te ayuda a cuidar tu hogar de los ladrones, de esta manera lograrás que la cena de Navidad sea todo un éxito.

Entrantes sanos

La gastronomía navideña suele destacar por los excesos de calorías, así que puedes hacer algunos cambios, para reducir los entrantes y evitar los platos grasos.

Puedes optar por platos a base de mariscos, que son muy saludables, también puedes elegir una ensalada, frutos secos, embutidos magros, salmón ahumado, entre otros entrantes, deliciosos y con poca carga calórica.

Primer y segundo plato libres de grasas

Puedes probar con un plato que ayude a calentar el cuerpo para esas temperaturas tan frías, propias de la época navideña. Decántate por preparar una sopa de mariscos, una crema de verduras o un delicioso caldo con fideos.

Luego, puedes hacer que el plato principal esté preparado al horno, como el cochinillo, pavo, pato, pollo. Pero, si quieres una alternativa más saludable, no dudes en disfrutar de un buen pescado como la dorada o la merluza.

La mejor manera de preparar estos alimentos es al horno, porque se cocinan en su propio jugo, así que no es necesario usar altas cantidades de aceite. El resultado, una jugosa y deliciosa comida con bajo aporte calórico.

Puedes acompañar el plato principal con algunas verduras, entre las favoritas para la época están los espárragos, el cardo o las alcachofas. En lugar de usar mantequilla, prefiere leche evaporada, es la misma consistencia cremosa, pero más sana. También puedes aliñar tus platos con aceite de oliva, limón o algunas vinagretas.

La mesa de postres

Esta es la parte que la mayoría de los invitados van a esperar de la cena, es que, simplemente, los postres son esas gotas de alegría que llenan el alma… Pero, si quieres ayudar en la digestión de quienes están en la mesa de la cena navideña, opta por un poco de fruta como la piña, o has un preparado combinado, como una compota de manzana con trozos de otras frutas.

También muchos van a esperar los turrones, polvorones, bombones, frutas escarchadas, entre otros. Estos los puedes servir más adelante, y hay muchas opciones en el mercado, libres de azúcar o elaborados con fructosa.

Luego de cuidar la comida durante toda la cena de Navidad, un pequeño capricho dulce, no va a ser un problema que afecte tu salud.

La hora del brindis

Una tradición de la época de Navidad, son los brindis, aquí todos expresan sus mejores deseos e intenciones. Así que seguro podrás elegir entre vinos, champán, en caso de que quieres controlar el consumo de alcohol, considera ingerir cerveza, de preferencia sin alcohol, o sidra.

Recuerda que si ingieres alcohol, evita estar detrás del volante, sé una persona responsable.

error: Content is protected !!